UNA NOCHE PARA OLVIDAR

El atuendo con el que se presentó el amigo Marcial la madrugada del Jueves al Viernes, no hacía presagiar nada bueno. La actitud con la que sus amigos lo recibimos además de alguna cámara entre el grupo, sólo podía pasar lo que paso.

Primero cantó por 15 años tiene mi amor. Muy bien cantar no canta, pero el vestuario divino, para no ponerle ni una falta.

Segundo, bailó y cantó el himno del centenario, pero el del Betis. Me queda muy claro cuando uno está aburrido en su casa se puede ser de cualquier equipo, pero cuando te sube el arte sólo se puede ser de un equipo.

1 comentario:

PEDROA dijo...

El video del betis es largo pero cuanto más avanza mas bueno se pone